Gastronomía y patrimonio agroalimentario

Imagen relacionada con la noticia
La gastronomía en Fonfría es propia de tierras frías. La carencia de animales de corral y la perdida de la tradicional matanza del cerdo, ha hecho del consumo del ternasco, el producto autóctono mas habitual, desde las chuletas a la brasa, al popular rancho de Aragón (guiso de cordero con patatas y sofritos de pimiento, tomate ,cebolla…), pasando por un cocinado mixto de cordero y liebre.
La caza la tienen presente en la cocina fonfriana, siendo habitual en ella el jabalí estofado, los escabechados de perdiz y codorniz y las judías blancas o el arroz con liebre.
Los rebollones, cogidos aquí mismo en nuestro pinar, son cocinados con huevos o acompañados de pollo, tomate y pimiento o simplemente solos.
Aunque no se efectúa la matanza del cerdo, se mantiene la preparación de la conserva y el adobo, en piezas compradas sueltas y con elaboración casera, en la que destacan el lomo, las costillas y la longaniza.
El queso artesano que en algunos hogares se elaboraba de forma casera con
leche de cabra u oveja, con cuajo y empleando utensilios rudimentarios como pucheros, tinajas, moldes, lecheras, cántaros, queseras, cestillo, tinajas…
La comida típica que se da en los días de la romería es la caracolada, plato a base de caracoles y conejo, también es propio de estas fechas y lugar «los cantos», tortas caseras deforma cuadrada echas de harina, huevos y azúcar, a veces con bizcocho bañado de blanco y anisetes y que una vez bendecidos son adquiridos masivamente por los romeros.
El recetario lo complementan las farinetas en invierno, y de los dulces caseros la coscarana (torta de pan requemado y miel) en Navidad, los sabrosos buñuelos de huevo, harina y miel y la sopeta de pan con buen vino de los alrededores.
No faltando en todo el año el buen jamón, pues por estas tierras tan altas se seca muy bien y las migas comida típica de las fiestas de agosto.

Share This